¡HAN MORDIDO A MI PEQUEÑA!

08 septiembre, 2014






Por si ayer no lo visteis en la noticias, os lo cuento yo, han mordido a mi pequeña del alma. Sí, sí, así como lo oís/leéis. Ayer una niña-salvaje se nos acercó en el parque, estábamos jugando con ella y yo ya podía ver que era un poco dominanta y que agarraba a la mía de maneras poco finas, pero por eso de no quedar de madre superprotectora, te haces un poco la dura y las dejas a ver que pasa... resultado: un minuto que levanto la cabeza de las niñas y cuando volví a  mirar la mía estaba llorando con los dientes de la niña salvaje marcados en su mano. 

Fui muy diplomática y no le dije nada ni a la mamá ni a la niña, unos mimines a la mía y asunto solucionado, pero por la noche, cuando después del baño estábamos jugando y la veía las marcas en la mano me llevaban los demonios! Me sentía una mala madre por no haber estado más atenta, por no haberla separado antes viendo como se las gastaba la niña, y por no haberle dicho nada a la madre, ni a la niña (que tampoco me hubiera servido de mucho, aunque puede que me hubiera quedado mucho más a gusto).

Solo quería decirle a la mamá de la niña que me he quedado con su cara (y con las huellas de su mordida) y que desde ayer he dejado de ser madre-diplomática para ser madre-petarda-como-toques-a-mi-hija-te-mato.



D de dinosaurio

02 septiembre, 2014




Nos hemos saltado dos letras del Proyecto de la A a la Z de Miss Lavanda, pero este mes hemos cumplido y aquí estamos, con la D y con unos dinosaurios blanditos blanditos, que tan pronto te animan la merienda como la hora del baño.

Y que conste que tenía preparada la  B de borrosa 



Y también había pensado en la C de culo, que aunque se le parece, no le es el mío.




Empezaremos a pensar en la E de esparrago, de espinilla, de esternocleidomastoideo...



LA BODA DE MAITE Y CARLOS

26 agosto, 2014





Ya os conté la semana pasada que a esta boda fui hecha un Cristo, lo que no os conté fue lo bonito que estaba todo y lo bien que lo pasamos.

Una boda diferente, muy bonita, llena de detalles y de atenciones para los invitados (pequeños y grandes). Una boda celebrada en casa, claro que hay que tener esa casa... y  hay que ser muy amiga de una weddidng planner capaz de convertir un pavo en un cisne y que además esté casada con un super cocinero que te prepare las delicatessen más ricas del mundo.  


¿El resultado? Una ceremonia de lo más  emotiva y un fiestón increíble


¡Los novios estaban guapísimos, la niñas de película, la comida de muerte y los mojitos muy pero que muy buenos!!
















Pareja, enhorabuena por vuestro matrimonio y por haberos currado un bodorrio tan chulo, ¡qué seáis muy muy felices!






Y de esta guisa nos fuimos de boda ibicenca...

19 agosto, 2014




¿Os acordáis del capitulo de Sexo en Nueva York en el que Samantha pretendiendo ir monísima a la fiesta de presentación del libro de Carrie se hace un peeling y va hecha un adefesio?  Bueno, pues lo mismo me paso a mi este finde en la boda de una amiga. (En cuanto me den permiso para enseñar fotos, os cuento el bodorrio)




Yo y mi manía de dejarlo todo para el último momento...  Llamó a mi sitio de confianza para ir a depilarme dos días antes del gran evento y lógicamente no tienen sitio. Ni en ese, ni el resto de sitios más o menos decentes... ¿Qué esperaba vispera del puente con más fiestas del año? Pues allá que voy, a un sitio totalmente desconocido donde sin el más mínimo reparo se cargan mis cejas de abuelo de Heidi y me dejan unas cejas de china que no he dejado de mirarme en todo el fin de de semana!!!! Una linea completamente recta y fina fina fina!!! Pero... ¿Quién lleva las cejas así? ¿Dónde saco esa chica el título? ¿En qué momento sacó el tiralíneas y yo na la vi?




Después de cargarme las cejas, y sin haber aprendido la lección, paso de mi peluquera de toda la vida, que lógicamente no abre los sábados por la tarde, y me aventuro a ir a una de esas cadenas que no cierran al medio día y a las que puedes ir sin hora. Me viene genial, no estoy pendiente de hora, cuando se duerma la niña voy y listo... total, para peinar... eso lo hace cualquiera, ¿no? ¡Unos rizos, no pedí más que unos rizos!!! Pues no, me hicieron una especie de ondas rarunas con la plancha y un flequillo ladeado que no acaba de ver. Parecía una de las protas de Secreto de Puente viejo, pero despeinada, claro. Una abuelilla.




Bueno, no pasa nada, que no cunda el pánico, esto lo arreglo yo con un poco de maquillaje.  Maquillaje... hacía mil años que no me maquillaba... y allá voy, desempolvo mi gran neceser y cojo el primer maquillaje que pillo. (Fijo que estaba más que caducado). Blanco, sí, más blanco que mi piel, que ya es difícil, y menudo plastón que me puse!!! Parecía una geisha!! Una geisha mal maquillada, claro!




Saco del armario el vestido color crema -visillo de la abuela- una talla menor de la mía (no tenían tallas mayores y necesitaba para ya un vestido color crema), y allá que me voy, con la faja, las cejas de china, el pelo de telenovela y la cara titanlux. Y allí, me planté, al lado de mis amigas tipazo, todas  negras, peinadas de la muerte, con vestidos impolutamente blancos y bien guapas..  Mejor no os cuento el contraste de colores de sus caras a la mía... parecíamos un anuncio de Benetton!!!

Pensaba borrar todas las fotos y no volver a hablar jamás del tema, pero mejor compartir los errores a ver si alguien es capaz de escarmentar en cabeza ajena. ¡Nada de experimentos en las visperas del evento!!!

Todavía me quedan dos amigas solteras, prometo hacer todo lo posible por ir divina de la muerte. Palabrita.


Cotilleando una boda...

08 julio, 2014

Sí, ya ha pasado un mes, pero nunca es tarde para cotillear una boda.
Tenemos novia, blanca y radiante, niños con peluches, hombres que van de duros con ramos de flores, y poco más, que ya sabéis que los fotógrafos tardan mil años en entregar las fotos decentes y que la gente es muy reacia a eso de que los cotilleen online...