Los Martes de Mon

lunes, 14 de abril de 2014

El ramo de la novia

Si antes os daba mucho la vara con Mi pequeña del alma, ahora os aburriré con los preparativos de la boda de mi hermana. Se nos casa en un par de meses y estamos como locas con los preparativos. Este fin de semana ha tocado: el ramo de la novia. A mí me hubiera encantado ir a Bucaro, sentarme allí, elegir un ramo precioso y listo, pero en lugar de eso me llevé a mi hermana a un pueblito de la Zamora más profunda, llegamos a casa de la florista, una vecina nos dijo que estaba en el invernadero, la fuimos a buscar dando un paseo y regreso a su casa para sentarnos con un papel y un boli, y con sus manos de super-curranta diseñarnos el ramos que mi hermana quería.

Una cosa menos! (Dentro de nada os enseño el resultado)




martes, 8 de abril de 2014

Renovando la cristalería

Unas cuantas bodas y el verano a la vuelta de la esquina, sí o sí hay que ponerse a dieta. El lunes por la mañana empezamos con mucho ánimo, pero a medida que pasan las horas mi cuerpo no hace más que pedirme nocilla. Creo que estoy enganchada. Enganchada a los sándwiches de nocilla con pan de molde, a los bocatas de nocilla con pan de pueblo y también a los vasos de nocilla. Los tengo de Rosario, de Jordi Labanda, de los Angry Birds, de Agatha Ruiz de la Prada, de Vitorio & Luccino... vamos, todos! Pero los que más me gustan son los vasos grandotes, rendidtos, no me digáis que no son una monería con sus súper pegatinas resistentes a las 3 horas de lavado del programa eco de mi lavavajillas!!!
En cuanto acabe el bote que tengo en la despensa, palabrita que me lo tomo en serio.










martes, 1 de abril de 2014

Como pasar de normal a Mª Angustias en 9 meses

Para hoy tenia preparada otra chorrada que contaros, pero resulta que mi amiga y fan nº1 de los martes (y creo que la única), acaba de ser mamá. Alicia, por fin, se ha decidido a venir al mundo y estamos todos encantados!




Lo he comprobado personalmente, tener un bebé es la manera más fácil y rápida (en tan sólo 9 meses) de convertirte de persona normal a Mª Angustias-ñona-sensiblona-nopuedovivirsinmihija.

Yo antes criticaba mucho a las mamás que no se separaban de sus retoños, que era imposible hacer planes con ellas, que te contaban hasta la más mínima gracieta de sus peques.. bueno, pues resulta que ahora yo soy mucho peor que todas ellas!!! Vamos, que voy a depilarme y después de 50 minutos voy corriendo a casa de la abuela porque ya llevo mucho tiempo sin ver a mi pequeña del alma!!!

Todavía recuerdo (y fijo que ella también), la vez que llamé a mi cuñada (madre experimentada) para decirla que mi nena tenía un moco y que a ver  que hacía.. sí, sí, ¡¡un moco!!! ¡¡Su primer moco!!! ¡Qué vergüenza, por Dios!! ¡Era como para matarme!!!!

Supongo que ser madre es un poco eso, todo tu mundo se centra en los pequeños, los quieres y adoras como no lo has hecho ni lo harás con nadie jamás, babeas al mirarlos, si les sale un grano es una verdadera desgracia y si encajan dos piezas del lego estás más feliz que si te hubiera tocado la primitiva.
¡Cómo se podrá querer tanto a una cosa tan pequeña!!

Mis más sincera enhorabuena a todas las mujeres (las hay, lo sé) que han tenido peques y no se han vuelto María Angustias. Yo tampoco quería, pero...

Laura, bienvenida al mundo de las Angustias (espero que tú seas de las mías) y ENHORABUENA, tienes una nena preciosa que ha escogido el mejor día de la semana para nacer!!


martes, 25 de marzo de 2014

Domingo rural

Lo bueno de tener a los abuelos en el pueblo (a parte del choricito rico, de verduritas de la huerta directas a la olla  y de que hace más de cuatro años que no compro un huevo en el súper), es que cuando nos apetece ver animales, nada de Baby Einstein Animales del vecindario,  unos kilómetros y en nada estamos llamando al perro y corriendo detrás de las gallinas!!!


 



  




martes, 18 de marzo de 2014

Finde en Zamora

Este "finde" hemos estado celebrando la vida. Celebrando que estamos aquí, que estamos (medianamente) bien, que somos amigas desde hace más de 20 años, que nuestros maridos y niños se llevan estupendamente, celebrando los días de sol, lo bien que lo pasamos juntas, la recuperación de un par de operaciones, y ya de paso, el cumple de alguna.







No hemos ido muy lejos, una casita preciosa pegando a Zamora, un tiempo estupendo, ganas de pasarlo bien, comidita rica y unas copas de vino. (También teníamos refrescos variados para las abstemias)

La Casa los Yeyés es una verdadera preciosidad, está decorada con un gusto exquisito y no le falta detalle. Con comentaros que en todas las habitaciones teníamos jarroncitos con flores frescas creo que os lo digo todo. Una pena no haber tenido 10 grados más para disfrutar la piscina...















Tres días estupendos en muy buena compañía. A ver si repetimos pronto y la encargada de llevar la carne no se la deja en la nevera de su casa. (Helen, ya sabes que te queremos mucho! ;)